Casa en Palafrugell, 2004

Casa en Palafrugell, 2004

 

Dos casas de pueblo que, unidas, se convierten en un gran caserón. El propietario de esta residencia, gran amante de lo antiguo y rural, pudo cumplir su sueño de vivir en una gran casa de piedra y ladrillo, pero en pleno centro urbano.

La entrada se efectúa por una de estas casas, donde se sitúa la escalera de acceso a los pisos superiores. La planta baja de la antigua casa vecina, dedicada a la sala principal, está cubierta por una magnífica bóveda catalana, que se restauró con esmero, dejando los ladrillos a la vista. De la misma manera, se descubrió la piedra de las paredes, y en el suelo se colocó baldosa cerámica, dotando al conjunto de una gran autenticidad.

La planta baja de las dos casas se amplió por la parte trasera para dar cabida a la cocina. Con salida al jardín, la estancia se cubrió con un techo de vigas de madera, sobre el cual hay una terraza.

El primer piso se remodeló completamente para acoger las habitaciones. Finalmente, se construyó un último piso, semejante a una buhardilla, siguiendo la estética general de paredes de piedra, ladrillo y techos con vigas de madera.

Esta casa mereció un reportaje en la revista Casas de Campo, número 46.

 

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>